Allá revista satírica mongoliadirigida por Darío Adanti y Pere Rusiñol, ha hecho del mal gusto estetico y la burricia verbal uno de sus sellos de identidad. A usted el podrá gustar más o menos, pero en estos tiempos de les fines irritables se ha convertido en el termómetro de los achicantes limites de la libertad de expresión. Llevan en la espalda una montaña de denuncias y algunas de ellas, convertidas en condenas, les han dejado al borde del coma económico.

Tras ser condenados por un fotomontaje de Ortega Cano que resultó intolerable al caricaturizado, ahora tenemos un nuevo capítulo: Mongolia acaba de ser imputado por mofarse de la religión católica Tras una denuncia del grupo de presión integrista Manos Limpias, hermano de los ridículos Abogados Cristianos. Fueron, por cierto, los que denunciaron hace poco a Judit Martín, Toni Soler y Jair Domínguez, los cómicos de Tv3 que se mofaban de la Virgen del Rocío en un gag. Yesa denuncia también está aceptada a trámite en un juzgado.

Cierto que, si revisamos los casos previos de denuncias como estas, lo normal sería pensar que tanto mongolia como los comics de tv3 resultarán absueltos: en España no es fácil que te multen por atentar contra los»sentimientos religiosos», concepto del todo vaporoso, aunque a veces los juicios se alargan colgantes años como le pasó al fallecido Javier Krahe y el vídeo donde enseñaba a cocinar un Cristo al horno.

Sin embargo, en este terreno me parece más interesante, en el momento actual de la política, que nos fijemos en el texto de las denunciasEs decidir, en los argumentos de los denunciantes, entre líneas vemos que el delito por el que denuncian no les parece, y más bien están deseosos de resucitar en nuestro país el delito de «blasfemia».

noticias relacionadas

Dado que Manos Limpias y Abogados Cristianos tienen una influencia certificada sobre Vox y este partido podría colocarse para la próxima legislatura en una posición privilegiada para legislar, los textos de esas denuncias podría estar anticipando el futuro.

¿Asistiremos en los próximos cuatro años al renacer del delito de blasfemia en España? ¿Se legislará en esta dirección, visto el integrismo católico que opera dentro de Vox a través de sus relaciones con grupos de presión religiosos? Este domingo, cuando se tapen las urnas, se podrá hacer un cálculo sobre la futura legislación de la blasfemia en la España del siglo XXI.