Los responsables del Ministerio de Trabajo han trasladado este viernes a los sindicatos y la patronal algunos cambios que pretenden incluir en la nueva reforma del subsidio por desempleo que debe reemplazar al fallido decreto que tumbó la oposición junto con Podemos en el Parlamento. En primer lugar, el Gobierno ha informado de que dicha reforma se abordará a través de un proyecto de ley, que se negociará primero con los agentes sociales y luego con los grupos parlamentarios.

Trabajo ha trasladado a los agentes sociales su intención de modificar los actuales subsidios por desempleo de los trabajadores que provienen de un contrato a tiempo parcial. Actualmente, estas personas cuando están desempleadas cobran también el subsidio de forma parcial. Pero cuando se apruebe la reforma pasarán a cobrarlo de forma completa, aunque su contrato sea a jornada parcial, según han informado los negociadores de CC OO, Carlos Bravo, y de UGT, Fernando Luján tras el encuentro mantenido con los responsables ministeriales.

Este cambio, ha explicado Bravo, tendrá, sobre todo, repercusiones a la hora de recortar desigualdades en materia de género, ya que la inmensa mayoría de quienes cobran el subsidio proveniente de un contrato a tiempo parcial son mujeres. E igualmente acortará la discriminación que se producía con los trabajadores más jóvenes, porque los beneficiarios del subsidio para mayores de 52 años, ya cobraban la cuantía completa aunque provinieran de un contrato a tiempo parcial, ha explicado Bravo.

Ambos sindicalistas han reprochado a Trabajo que no haya acudido al encuentro de hoy con un borrador de las propuestas por escrito, si bien han destacado que en la reunión se han producido “avances insuficientes pero relevantes”. Entre estos últimos los negociadores sindicales han informado también de que el Gobierno ha manifestado que “está en vías de solucionar” algunas incompatibilidades que se están dando entre el cobro de prestaciones por desempleo y el trabajo a tiempo parcial de los fijos discontinuos, como es el caso de los trabajadores de comedores escolares.

Si bien, Luján ha destacado que los sindicatos intentarán arrancar otras mejoras, aprovechando que la tramitación se hará como un proyecto de ley, referidas, por ejemplo, a la regulación de las políticas activas de empleo y, en particular, en lo que se refiere a las acciones para integrar laboralmente a los parados de larga duración, para lo que reclamó que se involucren también las comunidades autónomas. Asimismo, los sindicatos han reclamado la sustitución del IPREM (Indicador Público de Rentas Múltiples) por los umbrales de pobreza como nuevos indicadores para determinar quién puede cobrar los subsidios por desempleo.

Sigue toda la información de Economía y Negocios en Facebook y X, o en nuestra newsletter semanal

La agenda de Cinco Días

Las citas económicas más importantes del día, con las claves y el contexto para entender su alcance.

RECÍBELO EN TU CORREO