Las carreteras catalanas han vivido este martes una nueva jornada de protestas agrícolas. El campo catalán ha cortado algunas de las vías principales de Tarragona y Girona y ha los principales accesos de Mercabarna y el puerto de Tarragona. Entre gritos, pancartas y humaredas, los tractoristas amenazan con pasar toda la noche en la carretera. Las protestas han sido convocadas por el sindicato mayoritario, Unió de Pagesos, al que se han sumado representantes de la rama catalana de la Plataforma 6, que este lunes cambiaba su nombre a Plataforma Pagesa para desvincularse de tintes ultraderechistas. A raíz de las movilizaciones, el presidente de la Generalitat, Pere Aragonès, ha enviado una carta al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, en la que le insta a modificar la ley de cadena alimentaria, a reducir la burocracia y a bonificar el gasoil agrícola para ayudar a reducir los costes del sector primario, entre otras medidas.

En Girona, cerca de un millar de agricultores y ganaderos y unos 400 tractores han cortado la carretera N-II y la autopista AP-7 en el Alt Empordà, entre las localidades de Borrassà y Pontós. Tras burlar el control policial para cortar la autopista, los manifestantes han servido hasta 700 raciones de arroz que han preparado con la ayuda de un generador. Poco después, se disponían a preparar las brasas para asar cordero que no saben “si tomarán para merendar o para cenar”. Los manifestantes desconocían cuándo iban a reabrir las vías, pero los remolques llenos con colchones y la cantidad de leña acumulada hacen pensar que pasarán la noche en la calzada.

Protesta de agricultores frente a uno de los accesos a Mercabarna, este martes.

Albert Garcia

La postal de los agricultores en torno al fuego, asando alcachofas que acompañan con grandes rebanadas de pan de payés, se ha repetido en Mercabarna, donde apenas una veintena de tractores ha acudido desde el Baix Llobregat―de las comarcas de La Anoia y el Penedès― para bloquear las salidas del principal mercado mayorista de la provincia. Mientras, otros 550 tractores se concentraban en el puerto de Tarragona, a la altura del Eix Transversal, para bloquear la entrada y salida de camiones, impidiendo la entrega de casi el 60% de los productos agroalimentarios que debían movilizarse esta mañana. “Solo queremos ganarnos la vida con nuestro trabajo y no salir a la calle y estar montando en los tinglados. Pero hasta que no tengamos garantías de los políticos de que las cosas van a cambiar seguiremos movilizándonos”, ha señalado David Senda, representante en el Camp de Tarragona de la Unió de Pagesos, el sindicato mayoritario en Cataluña.

Las concentraciones de este martes, convocadas por Unió de Pagesos, han contado con la participación de muchos miembros de Plataforma de Pagesa, la rama de la nacional 6-F―responsable de las movilizaciones que inundaron el país la semana pasada― que el lunes decidió rebautizarse para evitar vinculaciones con los partidos PP y Vox. El secretario del sindicato JARC en Cataluña central, David Álvarez confiesa que “desde el principio” su sindicato no “se fiaba” de esta plataforma por su falta de transparencia. “Vox dice que la izquierda es populista pero ellos son los primeros repopulistas. Nosotros somos los primeros interesados en defender nuestro sector, pero las movilizaciones de la plataforma 6-F estaban hechas con mala leche: desde que supieron que los sindicatos planeábamos movilizaciones montaron toda la jornada de protestas para reventar las nuestras”.

Distintos representantes del sindicato Unió de Pagesos coinciden con Álvarez en “lo acertado” de cambiar el nombre para desvincularse de la extrema derecha. Josep, representante de este sindicato en el Penedès, ha subrayado que Unió de Pagesos tiene “sus propias dinámicas” totalmente contrarias a las consignas de la Plataforma 6-F vinculadas a Vox. “Cuando empezaron a movilizarse la semana pasada decidimos que no nos podíamos quedar atrás, así que nos unimos a las movilizaciones para reconducirlas y desvincularlas de la extrema derecha”, ha añadido. Ahora que la Plataforma Pagesa se ha deshecho de connotaciones políticas, los agricultores del Prat de Llobregat y Osona critican “lo absurdo” de poner etiquetas porque, afirman, “es la unión la que hace la fuerza”.

“Los de la Plataforma Pagesa han venido hoy al puerto de Tarragona, igual que nosotros apoyamos la movilización del sector la semana pasada. Al final todos somos agricultores con el mismo objetivo: ganarlos la vida con nuestro trabajo. Por eso celebramos que se hayan desvinculado de todo lo que pueda asociarse con Vox”, ha asegurado Senda, de Unió de Pagesos. El sindicato mantendrá sus movilizaciones si los políticos no responden “de inmediato” a dos de sus exigencias: quitar el cuaderno digital del campo―la burocracia a la que dedican horas cada día después de trabajar― y cambiar la Ley de la Cadena Alimentaria, para que sea un sistema oficial el que determine el precio mínimo de cada producto ante las comercializadoras. “Actualmente la ley dice que los agricultores fijarán un precio mínimo de los productos pero las distribuidoras no los aceptan y tenemos que venderlo a pérdida. Queremos que un organismo externo sea el que fije esos precios mínimos para poder vivir de nuestro trabajo”, ha explicado Senda.

Agentes de Mossos d
Agentes de Mossos d’Esquadra delante de los agricultores y tractores que han cortado uno de los accesos a Mercabarna.Albert Garcia

No importa la zona de procedencia, ni el nombre del sindicato, todos los agricultores coinciden en que el sector se queda “sin descendencia” porque los jóvenes, aunque quieran dedicarse al campo, se ven obligados a irse por la inseguridad económica. “El campo se asfixia y seguiremos movilizándonos hasta que no haya una verdadera voluntad política de permitirnos vivir del campo”, reclama Senda.

Simplificar gestiones

Mientras transcurría la jornada de protestas, la portavoz del Govern, Patrícia Plaja, ha anunciado que la Generalitat trasladará al Gobierno central las demandas del sector agrícola catalán para reducir el exceso de trámites burocráticos. “Queremos que las reglas del juego sean las mismas para todos ante la escalada de los costes”, ha afirmado la portavoz. El Ejecutivo, que preside Pere Aragonès, propondrá al Ministerio de Agricultura extender hasta 2026 el uso del Quadern Digital d’Explotació, el documento donde los titulares de explotaciones agrarias registran datos relativos a su actividad, para agilizar estos trámites. “Somos conscientes de que la burocracia es uno de los principales escollos con los que tienen que librar cada día”, ha afirmado Plaja, quien ha subrayado que aumentar el uso de este diario “simplificaría” estas gestiones.

La sequía es una de las principales preocupaciones del campo, donde el plan de emergencia del Govern propone reducir hasta el 80% del agua disponible para riego y 50% para el ganado. El pasado jueves, los representantes de la Plataforma Pagesa acordaron revisar estas restricciones con todos los grupos políticos―excepto PP y Vox. El Govern ha confirmado que esta semana estudiará las nuevas propuestas que los agricultores para compensar las restricciones. La portavoz ha sostenido también que el Govern ha publicado el calendario de subvenciones, que ascenderán a un total de 273 millones de euros, a las que se pueden acoger los agricultores y ganaderos, lo que permitirá que los agricultores “sepan cuando van a cobrar las ayudas”.

Sigue toda la información de Economía y Negocios en Facebook y X, o en nuestra newsletter semanal

La agenda de Cinco Días

Las citas económicas más importantes del día, con las claves y el contexto para entender su alcance.

RECÍBELO EN TU CORREO

Suscríbete para seguir leyendo

Lee sin límites

_