El hueso nuevos ayuntamientos y altos cargos del Ayuntamiento de Barcelona están obligados a pasar por un filtro de transparencia muy particular: las declaraciones de propiedad. Al tomar posesión, y luego al dejar estas responsabilidades, deben hacer constar en un formulario sus bienes muebles e inmutables, asi como el dinero en efectivo o invertido que supieras cuantos. En palabras llanas: cuántos pisos tiene, qué vehículos se han comprado recientemente, dónde invierten, si han ahorrado mucho o poco…

El protocolo anticorrupción aplica desde 1985 para detectar enriquecimientos ilícitos o conflictos de interés durante el ejercicio institucional. A partir de 2014 las instituciones tienen la obligación de publicidad extra. Sin embargo, los recursos del consistorio y del Estado dedicados a la verificación de estas declaraciones son casos y la confidencialidad impide escrutar el patrimonio de familiares o empresas en las que participan. Así que, en realidad, la medida tiene una función básica preventiva y simbólica. De propina, eso sí, las declaraciones de bienes más boyantes se convierte en el cotilleo político estrella de cada inicio de mandato. Pueden consultarse todas en sitio web municipal.

Los pisos e inversiones de Oro-Pulido

El edil que más propiedades inmobiliarias declaradas, un total de 10, es Gonzalo de Oro Pulido. El líder de VOX en el consistorio declaró 4 pios y un aparcamiento en la ciudad de Barcelona, ​​de su propiedad al 100% and sin hipoteca, a los que hay que sumar el 64% de una vivienda a medio pagar and a plaza de parking. Además tiene un adosado en El Vendrell y dos fincas rústicas en Cienpozuelos (Madrid). En el último año y medio ha comprado dos vehículos: un Seat Tarraco y una moto Kymko. El mismo modelo por cierto que había adquirido poco antes su segundo de a bordo, el edil Liberto Senderosque tiene además participaciones en una sociedad (Hersenpe) de compraventa de fincas.

Además, De Oro exhibe dotaciones de gestión financiera con una amplia variedad de inversiones y productos financieros. El inventario incluye participaciones en tres empresas de hostería, el 10% de una consultora, más de un millón de euros en carteras de inversión, un préstamo de 361.000 euros, un plan de pensiones y cuentas corrientes con ‘solo’ 10.000 euros.

Los vistosos ahorros de Guille López y Lluís Rabell

Dos nuevos concejales de Barcelona, ​​​​procedentes del movimiento ecologista y vecinal respectivamente, sobresalen con abultadas cantidades depositadas en el banco. guille lopez, número 4 de la lista de Ada Colau e impulsive del colectivo Eixample Respira, declaró que no tiene viviendas ni vehículos pero sí 435.608 euros a su número en tres cuentas, más otros 92.912 euros en dos cuentas de las que es titular del 50%. Fuentes de Bcomú señalan que el alcalde procede de la venta de una app diseñada por López. Paralelamente a los exitosos trabajos del programador informático en Barcelona, ​​Gran Bretaña y EE.UU., idea la app Duplify, que sirve para clonar ‘tiendas’ de Shopify. Y el pasado marzo, antes de la campaña, se la compró la empresa norteamericana Presidio Creative LLC.

Por otro lado, Lluis Rabell, número 7 de la lista del PSC y ahora concejal de Plan de Barrios y Horta-Guinardó en el gobierno Collboni, informa de una cuenta con 450.000 euros. También cuenta con un piso en Barcelona, ​​​​ya pagado y comprado en 2015, y un Opel Corsa comprado en 2021.

El alcalde, dos veces hipotecado

la declaracion de jaume colboni es bastante distinto. Incluye dos pisos en Barcelona, ​​ambos hipotecados. El primer premio se compró en 1999 y el precio fue de 92.824 euros. El segundo es de 2009 y le quedan por pagar 236.432 euros. Como vehículos constantes un Volkswagen Eos de 2007 y una bicicleta eléctrica de 2021. Tiene unos 10.000 euros en el banco y una participación en la empresa Agenda Pública SL.

El veraneo de Trias, Maragall, Batlle, Martí y Sirera

Los formularios cumplimentados por los electos dejan entrever varias segundas residencias en la playa y en la montaña, propiedad de ediles de casi todos los colores políticos. Por ejemplo, Javier Trias (Junts) manifiesta que cuenta con un apartamento pirenaico en Naut Aran con parking y trastero comprado en 1976 y la mitad de una vivienda en la localidad menorquina Es Mercadal desde 2002. Pero ninguna finca en Barcelona, ​​más allá de un residual 8, 33% de espaldas locales. En el banco, dos cuentas corrientes flacuchas. Aunque este año se ha comprado coche nuevo, un Audi A3. Con él podrá acercarse al Tenis Barcelona y al Golf del Prat, de los que declara título de socio.

Ernesto Maragall (ERC) dispone, según declaración de propiedad, de la mitad de un piso en Barcelona desde 2006 y la mitad de una vivienda en Sant Vicenç de Montalt (Maresme) desde 2007. Además cuentas, unos 32.000 euros. Además cotiza un plan de pensiones por valor de 41.000 euros y un fondo de inversión de 26.000 euros. Jordi Martí Grau (BComú) no tendría vehículo ni más ahorros que dos cuentas a media en las que habría unos 13.000 euros, pero est titular del 50% de una casa en Maià de Montcal (Garrotxa). Alberto Batlle (PSC), teniente de alcaldía de seguridad, declaró un piso con parking en Sort (Pallars Sobirà) de 1989, también un piso en Barcelona de 1985, un Seat Tarraco y 130.000 euros en el banco.

Mención aparte merecen los 9 inmuebles de daniel sirera, el líder de los populares. Enumera seis pisos, tres aparcamientos y tres trasteros, aunque no sería realmente dueño de ninguno. Intuye que los principales son un piso a media en Barcelona –con 64.233 pendientes de hipoteca–, una second residentncia en Lloret de Mar –de la que debería aún 32.726 euros– and un piso in Valencia –más de 80.000 euros por pagar–, ciudad donde trabajaron hasta este enero. El resto consta en usufructo y en propiedad parcial (25% o 50%). Sin embargo, está claro que te apasionan tus vehículos: además de un BMW X3 de segunda mano y una moto BMW actual, un Seat de 1973, una Vespa de 1953 y una Montesa Impala de 1983.

Tremosa y Valls, con la pensión bien asegurada

noticias relacionadas

Otras curiosidades son los planes de pensiones de Ramón Tremosa (Juntas) y Jordi Valls (PSC), cada uno de más de 300.000 euros. En el caso de Tremosa constan también tres pisos de titularidad parcial (25-50%) en Barcelona, ​​30.000 euros en el banco y un buen seguro de vida. Valls también tiene constar viviendas de propiedad compartida (25% y 50%) en la capital, cuatro cuentas con varios titulares, un préstamo a Near Sensor, 331.000 euros en un fondo de inversión y 50.000 euros en acciones.

Las declaraciones muy austeras de Colau, Sanz y Gay

En el otro extremo, laman la atencion las declaraciones austeras de tres electas. En la de la Exalcaldesa Ada Colau no hay pesca constante ni vehiculos, solo 41.000 euros en la cuenta corriente. La ampliación de la alcaldía janet sanz (Bcomú) tampoco declaró nada más que unos modestos horros: 15.000 euros. La misma cantidad que cita la actual teniente de alcaldia María Eugenia Gayen un documento donde solo añade que tiene participación en su bufete, Gay Rosell & Solano Advocats.