Pedro Sánchez ha prometido la mañana de este miércoles durante su discurso de investidura que, en caso de renovar su mandato como presidente del Gobierno, el transporte público será gratuito a partir del 1 de enero para menores, jóvenes y desempleados. También, que extenderá hasta junio del año que viene la bajada del IVA de los alimentos. Además, el líder del PSOE ha asegurado que elevará de 30.000 a 38.000 euros el umbral de renta media para poder beneficiarse de las medidas de alivio para las hipotecas. En el catálogo de promesas, el aún presidente del Gobierno en funciones ha anunciado una reforma legal para que la responsabilidad civil no prescriba en los abusos sexuales a menores. El aspirante socialista ha desgranado las medidas en torno a ocho ejes, cuyas principales medidas son las siguientes:

Empleo. Rebajar la jornada laboral a 37,5 horas

Pedro Sánchez ha prometido que en la presente legislatura —en la que ha asegurado que trabajará para lograr el “pleno empleo”— verá la luz un nuevo Estatuto de los Trabajadores, que garantizará por ley la revalorización del Salario Mínimo Interprofesional. La idea es que se mantenga en el 60% del salario medio, tal y como determina el acuerdo de coalición sellado entre PSOE y Sumar.

El presidente en funciones también ha hecho un guiño a la reducción de la jornada laboral: “España sea uno de esos países en los que la gente trabaja para vivir y no vive para trabajar”, ha dicho en el Congreso. Según el pacto firmado con la coalición de Yolanda Díaz, la semana laboral se recortará de 40 a 38,5 horas en 2024 y a 37,5 en 2025. Sánchez ha augurado que se incorporarán incentivos para que las empresas permitan horarios más flexibles y se potencie el teletrabajo.

Poder adquisitivo: transporte gratuito y mantener la rebaja del IVA

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.

Suscríbete

El principal anuncio de Sánchez, todavía a falta de conocer la letra pequeña, supone la gratuidad de todo el transporte público colectivo (desde trenes a autobuses) para menores, jóvenes y desempleados a partir del 1 de enero del año que viene. No ha dado más detalles sobre el alcance y el coste de esta medida (¿hasta qué edad, con qué condiciones…?), que debe ser implementada en cooperación con las comunidades autónomas. En el argumentario distribuido por el PSOE se dice que dicha rebaja es para “todos los menores y jóvenes y las personas desempleadas”.

El Ministerio de Transportes explica a EL PAÍS que, de momento, no hay más información sobre cómo se llevará a cabo. En cualquier caso, la medida continúa con la senda marcada por el Gobierno de coalición: en septiembre del año pasado, el Ejecutivo inició la gratuidad total de Cercanías y trenes de Media Distancia, que dependen del Estado, para incentivar el transporte público y contener la inflación. Se aplica a todos los usuarios. En enero de 2023, amplió la medida con subvenciones para el transporte público en las grandes ciudades, que gestionan comunidades y ayuntamientos, a través de subvenciones estatales que deben completar las autonomías, y se traducen en descuentos del 50% al 60% para todos los usuarios.

Aunque todavía no se conoce más, se podría aplicar una fórmula similar para lograr los billetes gratuitos para menores y parados. Además, algunas comunidades, como Madrid, ya cuentan con abonos más baratos para jóvenes e incluso con gratuidad total para jubilados, y algunas urbes hacen descuentos a desempleados en sus abonos de autobuses urbanos.

Además, Pedro Sánchez ha anunciado que mantendrá seis meses más, hasta junio de 2024, la rebaja del IVA del 4% al % de los alimentos de primera necesidad como el pan, la leche, los huevos o las frutas y verduras, y del 10 % al 5 % para el aceite y la pasta. Además, el líder del PSOE ha asegurado que elevará de 30.000 a 38.000 euros el umbral de renta media para poder beneficiarse de las medidas de alivio para las hipotecas.

La otra medida estrella para mitigar el impacto de la subida de precios, la rebaja fiscal a los suministros eléctrico y energético, no ha sido, sin embargo, mencionada por el candidato a la presidencia. Estos descuentos deberían agotarse al cierre de año, y su posible prórroga obligaría a buscar otras medidas de ingresos o a rebajar gasto si el Gobierno quiere cumplir con el objetivo de déficit que ha trasladado a Bruselas, del 3% del PIB.

Estado del bienestar. Sube el umbral para acceder a las ayudas hipotecarias

“Vamos a seguir revalorizando las pensiones conforme al IPC”, ha vuelto a defender el líder socialista en su discurso de investidura. Sánchez ha dicho que se cumplirá con el mandato del Pacto de Toledo y que el Ejecutivo inyectará unos 5.000 millones de euros cada año al Fondo de Reserva de las pensiones para tratar de garantizar la viabilidad del sistema. En política fiscal, ha recalcado un impuesto mínimo efectivo del 15% en el Impuesto de Sociedades.

Sánchez se ha referido a las medidas económicas que pretende acometer si resulta elegido. “Nuestro país tiene una de las inflaciones más bajas de Europa, pero eso no significa que el problema haya pasado”, ha dicho el presidente en funciones. Sánchez ha anunciado que el transporte público será gratuito para menores y parados. La bajada del IVA se extenderá hasta junio de 2024.

Pedro Sánchez ha prometido nueva ayudas para facilitar el acceso a la vivienda, que ha definido como “el mayor problema que afrontan muchos ciudadanos, especialmente los jóvenes”. Así, ha anunciado que aumentarán el bono al alquiler que ya se puso en marcha la legislatura pasada, lanzando un pellizco a las comunidades gobernadas por la derecha que aún no han desarrollado plenamente las ayudas. “Ojalá lo hagan”, ha dicho. Además, ha prometido 183.000 viviendas públicas y, como “apoyo a la clase media”, ha anunciado ayudas para la reforma de viviendas e incentivos fiscales para que los propietarios se animen a sacarlas al mercado del alquiler. Igualmente, ha asegurado que, de salir investido, cambiará la ley de alivio hipotecario para elevar a 38.000 euros el umbral de ingresos para poder beneficiarse de estas ayudas para pagar las hipotecas, bajo presión por las subidas sucesivas de los tipos de interés para contener la inflación.

De forma menos precisa, y como “apoyo a la clase media”, ha anunciado ayudas para la reforma de viviendas e incentivos fiscales para que los propietarios se animen a sacarlas al mercado del alquiler.

Igualdad. Un fondo estatal para reparar a las víctimas de pederastia en la Iglesia y no a la prescripción civil de los delitos de abuso de menores

Sánchez se ha referido durante su debate de investidura al informe que ha hecho el Defensor del Pueblo, Ángel Gabilondo, sobre los abusos sexuales en la iglesia tras la investigación periodística de este diario: “Vamos a reforzar el marco jurídico para que los delitos de agresión y abusos sexuales no estén limitados a un momento concreto y la responsabilidad civil no prescriba”, ha anunciado Sánchez. “Vamos a crear un fondo estatal para el pago de ayudas y compensaciones a las víctimas que se ajuste a los estándares europeos y vamos a instar a la iglesia católica a que se comprometa a reconocer y a reparar a todas las personas que desgraciadamente sufrieron abusos por parte del clero”, ha añadido. “Sobre todo vamos a adoptar las medidas necesarias para garantizar que esta aberración no se vuelva a repetir”, ha dicho Sánchez, que ha anunciado también el refuerzo de los mecanismos de acompañamiento y supervisión a la ley de protección integral a la infancia y a la adolescencia al dotarlos de más recursos.

Cohesión territorial. Otro modelo de financiación

El candidato socialista ha destacado la importancia de “reducir las diferencias entre provincias y fortalecer la cohesión territorial”. Sánchez ha relatado algunas de las medidas acordadas con Sumar en este sentido: “Vamos a dedicar el grueso de los fondos europeos a crear nuevas industrias y oportunidades fuera de las grandes capitales. Vamos a crear mejores infraestructuras y conexiones ferroviarias, Vamos a garantizar por ley el acceso a servicios públicos básicos en un radio de menos de 30 minutos”.

También ha anunciado “un nuevo modelo de financiación autonómica que garantice los recursos económicos de las comunidades autónomas, basándose en los principios de equidad y autonomía financiera y también el de la corresponsabilidad fiscal. Porque no deja de ser curioso que los gobiernos autonómicos del PP con Vox bajen los impuestos a los más ricos y luego pidan a la administración general del Estado más recursos económicos”.

Amnistía. “Avanzar en la agenda del reencuentro”

El candidato a presidente del Gobierno se ha reservado todo el punto séptimo de sus prioridades para gobernar España los próximos cuatro años a la amnistía a los encausados del procés. Ha reconocido que lo hace por obligación, por la necesidad de los votos y porque “las circunstancias son las que son”, pero luego ha reafirmado que lejos de atacar y debilitar con esa medida de gracia la Constitución de 1978, lo que pretende es fortalecer su significado y vigencia. Sánchez entiende que ahora la amnistía puede ser un “paso adelante” para reencontrarse con Cataluña y los catalanes separatistas dentro del actual marco legal. El aspirante ha recordado indultos similares de anteriores gobiernos del PP y ha remachado diciendo que la amnistía no solo beneficiará a políticos, sino también a cientos de ciudadanos y policías y mossos que se vieron arrastrados por la gestión que se hizo en 2017 de todo el procés. Todo ese pasaje tenía por intención remarcar que el PP y también Vox no es que estén contra la amnistía y contra esta investidura, sino que en realidad están cuestionando la legitimidad de un Gobierno del PSOE, como han hecho en el pasado. En el argumentario socialista, este punto, que solo incluye la amnistía, se titula así: “Avanzar en la agenda del reencuentro”. Y sostiene que es “perfectamente legal y acorde con la Constitución”.

Europa

En el último de los ejes, Pedro Sánchez se ha referido a la Unión Europea y la ampliación a nuevos países, unas decisiones cruciales. España estará entre los países que lideren estos procesos, ha prometido el candidato.

Transición ecológica

El discurso de Sánchez en este aspecto se ha centrado en el fomento del despliegue de las energías renovables, restablecimiento de la Comisión Nacional de la Energía (CNE) y la lucha contra la amenaza de la sequía.

Todos los anuncios del candidato socialista en materia energética ya estaban incluidos en el acuerdo de gobierno alcanzado por PSOE y Sumar a finales de octubre o en el borrador del Plan Nacional de Energía y Clima (PNIEC) publicado poco antes de las elecciones generales del 23 de julio. Más renovables, acompañadas de planes para evitar la creciente contestación social contra algunos proyectos de fotovoltaica y, sobre todo, de eólica. Continuidad del impuesto extraordinario sobre las energéticas. Y, sobre todo, la confirmación de que partirá en dos la actual Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (el superregulador español) para dotar a la rama energética de entidad propia. Se regresa, así, al modelo que abolió el Gobierno de Mariano Rajoy (PP) en 2013 a instancias de Bruselas y que entonces se vendió como una forma efectiva de ahorrar casi 30 millones de euros a las arcas públicas.

Con la creación de la CNE volverá a haber un regulador independiente que pose la lupa sobre las empresas energéticas. El movimiento es importante por el momento en el que llega, tras una legislatura, la recién terminada, en la que los altos precios del gas, la electricidad y los carburantes han puesto en la picota a los grandes nombres del sector, que han cosechado —y siguen cosechando— beneficios históricamente altos. “Estamos satisfechos, porque con el foco centrado en la energía, tendrá una especialización que dará la mejor respuesta de protección a ciudadanía e inversiones”, valoran fuentes el Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico.

Con información de Laura Delle Femmine, Ignacio Fariza, Miguel Ángel Medina, José Manuel Abad Liñán y Jorge A. Rodríguez.