Allá donde esté el ser humano, habrá llegado el fútbol. De las grandes urbes a las poblaciones más pequeñas. De los desiertos a los territorios que conviven con la nieve. En cualquier lugar aparecerá una portería o una pelota. En el sitio más insospechado se verán zapatillas de estar por casa con el escudo de algún equipo. Se reconocerán camisetas con el nombre de los grandes ídolos internacionales. Se identificará al visitante con los mejores futbolistas de su país. Se le interrogará sobre sus preferencias. Y hará que empiece la conversación.

Pero la transversalidad del fútbol también se eleva sobre las personas que lo hacen posible y lo disfrutan. Convertido en un asunto de máxima importancia para millones y millones de seres humanos, la fuerza del balompié es tal que afecta incluso a los valores de la sociedad. Otorga sentido de pertenencia a gente que lo necesita. Mueve sumas de dinero mareantes. Levanta todo tipo de pasiones y reacciones. Sirve como vehículo de propaganda. Es capaz, incluso, de perfilar el urbanismo de una ciudad o de un país entero. Ha provocado conflictos armados. Puede cambiar la historia de una nación.

Con sus magnitudes, el fútbol se ha convertido en una certera fotografía del momento que vive la Humanidad. Prácticamente todos los vicios y virtudes se pueden encontrar en el perímetro del juego. Pero, ¿cómo juzgará la Historia a este deporte? ¿Qué se dirá cuando, pasado el tiempo, se valore desde la perspectiva de los siglos? Historia del fútbol (Catarata) es el libro en el que Teresa González Aja, catedrática emérita de Historia y Política del Deporte de la Universidad Politécnica de Madrid, plantea ese ejercicio de elevación para observar al balompié con distancia y con el respeto que merece un concepto tan complejo.

Es un recorrido que empieza con la histórica relación del ser humano y la pelota —como en todos los casos de éxito, el fútbol tiene muchos países que aseguran haberlo inventado— y que va presentando todos los cambios y evoluciones de un juego que ejerce de espejo de lo que somos. González Aja ofrece los hitos que han moldeado el juego hasta la versión contemporánea. “El fútbol”, concluye la catedrática, “será lo que nosotros hagamos de él”.

Puedes seguir a EL PAÍS Deportes en Facebook y X, o apuntarte aquí para recibir nuestra newsletter semanal.

Suscríbete para seguir leyendo

Lee sin límites

_