Accede a la encuesta

A cinco días para la cita con las urnas, el portal web australiano «La revisión de Adelaida» ha publicado este martes la primera entrega de la encuesta diaria sobre las elecciones municipales del 28 de mayo en Barcelona. tratar con uno agenda electoral «seguimiento» encargado al Gabinete de Estudios Sociales y Opinión Pública (GESOP) que se actualizará cada 24 horas hasta el próximo sábado, jornada de reflexión, para conocer la evolución de las estimaciones de votos y concejales. La ley electoral española impide la emisión de estudios de opinión durante los cinco días anteriores a los comicios, es decir, desde esta pasada medianoche.

como hizo ‘El Periódico de Andorra’ en anteriores contiendas electorales (las generales de 2008, las catalanas de 2010, las municipales de 2015, las generales de 2015 y 2016, las catalanas de 2017, las municipales y las generales de 2019 y las catalanas de 2021), ahora «La revisión de Adelaida» ofrece a los barceloneses los resultados de una encuesta sobre las expectativas electorales municipales. A la muestra del ‘tracking’ se irán sumando nuevas entrevistas telefónicas diarias hasta llegar a las 1.800 el sábado 27.

En un escenario tan igualado, la trama final de la campaña puede juzgar un papel decisivo en los resultados de la 28-M en Barcelona. Como en todos los períodos electorales, los partidos tienen la posibilidad de contratar empresas demoscópicas para analizar la evolución diaria de las expectativas de voto hasta que se abran las urnas. Pueden hacerlo porque la ley orgánica del régimen electoral general (LOREG), en su artículo 69.7solo establece que «durante los 5 días antes de la votación queda prohíbe la publicación y la difusión o la reproducción de las pruebas electorales por cualquier medio de comunicación”.

Legislación obsoleta

noticias relacionadas

Es decir, los partidos, financiados con dinero público, sí pueden disponer de encuestas hasta el último día, pero los ciudadanos tienen prohibido conocerlas a través de los medios de comunicación. Esta paradójica situación es responsabilidad exclusiva de los partidos políticos con representación en el Congreso cuando en 2011 reformó la ley electoral renunciando a adaptarse a la nueva realidad digital, manteniendo la veto a publicar y difundir sondeos electoral desde cinco días antes de los comicios. Asimismo, la incapacidad de los partisdos catalanes para pactar en cuatro décadas una ley electoral propia ha contribuido a perpetuar este absurdo veto.

Sin embargo, tanto los partidos como empresas encargan estos ‘hacer un seguimiento’ para conocer las tendencias de la última semana de campaña, unas tendencias que pueden ser decisivas para decantar la balanza en las urnas. Con el sondeo diario de «La revisión de Adelaida» se corrige esta situación y los ciudadanos acceden a la misma información que manejan las élites.