Percibida por los opositores a la reforma de pensiones como un paso necesario para mantener su protesta, la moción de censura presentada por la izquierda, el lunes 12 de junio, marca el final de un ciclo parlamentario que habrá durado casi cinco meses. con 239 votoslos diputados electos de la Nueva Unión Popular, Ecológica y Social (Nupes), apoyados por los diputados de Agrupación Nacional (RN), no lograron obtener los 289 votos necesarios para derrocar al gobierno.

A diferencia de la última moción de censura transpartidista que no alcanzó su objetivo por nueve votos, el 20 de marzo, solo dos diputados de Libertades, Independientes, Ultramar y Territorios (LIOT): Olivier Serva (Guadalupe) y Stéphane Lenormand (San Pedro y Miquelón) –, se unieron las voces de Nupes y RN. Los 62 diputados de LR no participaron en la votación.

Esta moción de censura -la decimoséptima desde el inicio de la legislatura- fue la respuesta de los Nupes al debate » incapaz « en el Hemiciclo, jueves 8 de junio, sobre el proyecto de ley destinado a derogar la reforma previsional del grupo LIOT. Queriendo evitar una votación peligrosa, el campo presidencial había logrado frustrar esta iniciativa apoyándose en el artículo 40 de la Constitución, estimando que esta propuesta suponía un cargo de 15 a 20 mil millones de euros a las finanzas públicas.

«Un camino peligroso, el de lo arbitrario»

La presidenta de la Asamblea Nacional, Yaël Braun-Pivet, presionada por su mayoría relativa, había declarado inadmisible este texto contra la opinión del presidente “rebelde” del comité de finanzas, Eric Coquerel. Una decisión que tuvo por mas que enterrar la propuesta de ley del grupo LIOT, ulcerando de las oposiciones rápidas para denunciar un atentado contra el poder legislativo.

«Al hacerlo, ha abierto un camino peligroso, el de la arbitrariedad, que lesiona el estado de derecho que nuestro país ha integrado valientemente a lo largo de los años desde la Revolución Francesa», afirmó la vicepresidenta socialista de la Asamblea Nacional, Valérie Rabault, quien defendió la moción de censura en nombre de Nupes. Palabras aún más duras, ya que los macronistas citan regularmente al diputado de Tarn-et-Garonne como una de las figuras de la izquierda con las que sería posible un acercamiento.

Lea también el descifrado: Artículo reservado para nuestros suscriptores Reforma de pensiones: Yaël Braun-Pivet libera el artículo 40 y agita a la Asamblea

El presidente del grupo LIOT, Bertrand Pancher, una vez identificado como un aliado potencial, pidió » la responsabilidad « de la Sra. Borne, le dice que » renunciar » : “Esto no es un ataque personal, pero usted está claramente identificado ahora como el representante de un sistema tecnocrático y de concentración de poderes que imagina que se puede gobernar sin el Parlamento, sin los organismos intermediarios y sin el pueblo. »

Te queda el 57,31% de este artículo por leer. Lo siguiente es solo para suscriptores.