Jesús Encinar, fundador de Idealista.com, inmobiliaria en Internet, en la Redacción de EL PAÍS.Uly Martín

El fondo sueco EQT apunta a la venta de Idealista y ha encargado a Morgan Stanley la venta del portal inmobiliario cuatro años después de desembarcar en el capital. Las primeras valoraciones apuntan a los 2.500 millones de euros.

El proceso se encuentra en su fase inicial y se espera que la subasta tenga lugar en la segunda mitad del año, según informa Reuters. El fondo sueco —que comparte el accionariado de Idealista con Apax y Oakley— contactó a los principales bancos de inversión que operan en España con vistas a una operación, según publicó este periódico el pasado 31 de enero. El fondo sueco ha declinado hacer comentarios.

EQT irrumpió en el capital de Idealista en septiembre de 2020, apenas unos meses después de la eclosión del Covid-19. Adquirió la compañía a Apax por 1.300 millones, si bien este fondo –que la había comprado en 2015– decidió meses después reinvertir parte de las plusvalías generadas en esta operación y tomó un 17%. El accionariado se completa con Oakley Capital, con un 12%, y con participaciones minoritarias de los socios financieros.

Ya a inicios de 2020 su anterior propietario, el fondo británico Apax sondeó una salida a Bolsa del portal inmobiliario que pilotan los hermanos Jesús y Fernando Encinar junto a César Oteiza. Para ello llegó a encomendar la transacción al propio Morgan Stanley y a Bank of America. Sin embargo, la eclosión de la Covid-19 ese mismo año se cruzó en sus planes y finalmente optó por la venta a otro fondo de inversión en una subasta que pilotó Evercore. Aunque por razones bien diferentes en esta ocasión y con un tamaño muy superior, la intención de EQT en esta ocasión vuelve a pasar por abordar la venta privada y que sea su siguiente propietario el que aborde el debut en el parqué. Ya hace cuatro años que la compañía despertó el interés de muchos grandes fondos además de EQT —que en España es dueño también de Parques Reunidos o la teleco Adamo— como KKR, Warbug Pincus o Blackstone. Se prevé que muchos de ellos vuelvan a interesarse por el portal inmobiliario.

Casi cuatro años después, el periodo habitual en el que vencen los ciclos de inversión de este tipo de fondos. los accionistas han pactado refinanciar parte del pasivo con el que los fondos sufragaron la compra de la compañía. El fondo puso la primera piedra a la desinversión con la renegociación de 300 millones de deuda. La matriz del grupo, Idealista Global, cerró el ejercicio de 2022 con un pasivo financiero bruto por 335 millones. De esta cantidad, la mayor parte, algo más de la mitad, vencía en 2026. Este pasivo se componía, en esencia, de dos créditos. Uno de 235 millones, compuesto por un tramo de 76 millones a devolver cada seis meses, otro bullet (que funciona como un bono, se devuelve el principal al vencimiento) de 114 millones y una línea revolving de 45 millones. Cuenta además con otro préstamo de 100 millones que rubricó en 2022 compuesto también por un tramo amortizable de 47 millones y otros 53 millones de tipo bullet.

La compañía ha acordado un préstamo de 90 millones, con vencimiento en 2029, con BBVA, Santander, CaixaBank, Société Générale y Unicredit. Ha rubricado otros dos préstamos, de 99 y 90 millones y vencimiento en 2029 con BBVA, BNP Paribas, CaixaBank, Credit Agricole, Santander, ING, SGBTCI y Unicredit. Se complementan con dos líneas revolving de 5 y 50 millones más.

Cuando EQT adquirió la compañía la valoró en 1.300 millones de euros. Desde entonces la empresa ha crecido con importantes compras. Entre otras transacciones ha adquirido la proptech Inmovilla, el software de alquiler Rentger o Casa.it, la plataforma inmobiliaria líder en Italia. Esto dispara la valoración de Idealista ante una posible operación corporativa y abre la puerta a que sus actuales accionistas exploren tanto la venta a un fondo como una posible salida a Bolsa, lo que en el sector se conoce como dual track. Todo esta senda de crecimiento de Idealista en los últimos años dispara la valoración del portal en los 2.500 millones.

Esta valoración previsiblemente hará que Idealista vuelva a romper récords. Cuando EQT adquirió la compañía en 2020 por 1.300 ya fue la mayor compra de una empresa tecnológica española. Superó a las adquisiciones de Privalia (470 millones, abonados por Vente Privée en 2016), y la adquisición de AlienVault (de ciberseguridad) por AT&T en 2018, por 700 millones de euros. Una venta de Idealista por más de 2.000 millones rompería, por tanto, todos los récords.

Sigue toda la información de Cinco Días en Facebook, X y Linkedin, o en nuestra newsletter Agenda de Cinco Días

La agenda de Cinco Días

Las citas económicas más importantes del día, con las claves y el contexto para entender su alcance

Recíbela

Para seguir leyendo este artículo de Cinco Días necesitas una suscripción Premium de EL PAÍS

_