El tercer parón de selecciones de la temporada ha aumentado la nutrida lista del bajas del Real Madrid con los nombres de Camavinga y Vinicius, dos pérdidas muy sensibles para un equipo ya muy castigado por las lesiones. El peor parado ha sido el francés, al que los servicios médicos del Real Madrid han encontrado en las pruebas de este viernes “una rotura del ligamento lateral externo en su rodilla derecha”, según el comunicado oficial. En el club estiman que el futbolista podría estar de baja entre ocho y diez semanas. En el escenario más conservador, regresaría ya después de la Supercopa de España, que se disputa en Arabia Saudí del 10 al 14 de enero.

El centrocampista se lesionó este miércoles durante un entrenamiento con la selección francesa, que prepara su partido de este sábado contra Gibraltar. Recibió un golpe de Ousmane Dembélé y quedó tendido en el suelo, donde los médicos le realizaron una primera exploración de la rodilla derecha. Se retiró de la sesión cojeando. En esas primeras horas, la federación francesa difundió que el futbolista había sufrido un esguince. Camavinga regresó a Madrid este jueves, y al día siguiente por la mañana acudió a Valdebebas para someterse a nuevas pruebas, ya con los equipos del Real Madrid, que encontraron una dolencia más grave que aquella estimación inicial.

Con esos datos sobre la mesa, en el club esperan ahora detalles del percance sufrido horas antes en Barranquilla por Vinicius, durante el Colombia-Brasil clasificatorio para el próximo Mundial. El atacante se retiró en el minuto 27 con molestias en la parte posterior del muslo izquierdo, la misma zona que se dañó el 25 de agosto en un partido contra el Celta. Esa lesión le mantuvo fuera de juego hasta el 27 de septiembre, un mes en el que se perdió tres partidos de Liga y uno de Champions, además del parón de selecciones de septiembre.

Antes de la media hora de partido, Vinicius se sentó sobre la hierba y llamó a los médicos. “Creo que fue la misma lesión que la última vez”, dijo, en referencia a la rotura muscular que sufrió en agosto en el partido en Vigo. “Recibí un golpe y me resentí luego”, explicó. Unos minutos antes había sufrido una dura entrada de Davinson Sánchez. El brasileño explicó que le harían pruebas a lo largo de este viernes para determinar el alcance de la dolencia, datos que mantienen en vilo el Madrid.

Estas dos bajas se suman a una larga lista. Courtois y Militão sufrieron sendas roturas de ligamento de rodilla y tienen aún por delante meses de recuperación. Tchouameni sufrió una rotura por estrés de un dedo de un pie en el clásico y no reaparecerá antes de mediados de diciembre. A Kepa también le quedan algunos días para reponerse de una rotura muscular. Arda Güler, que aún no ha podido debutar, ha sufrido su tercer percance, esta vez muscular, y necesita al menos otro mes. Ceballos enfila los últimos días de su recuperación. Y Bellingham, a quien Inglaterra liberó en este parón por sus problemas en el hombro izquierdo, se ejercita estos días en solitario, con la esperanza de reaparecer la próxima jornada, el domingo 26 de noviembre en Cádiz (18.30, Movistar).

Puedes seguir a EL PAÍS Deportes en Facebook y X, o apuntarte aquí para recibir nuestra newsletter semanal.